domingo, 22 de enero de 2017

¿Los cambios hormonales tras la cirugía bariátrica influyen en el peso corporal?

¿Los cambios hormonales tras la cirugía bariátrica influyen en el peso corporal?

 La cirugía bariátrica (CB) va en aumento. Sus éxitos en la remisión de la diabetes tipo 2 (DM2) o de otros factores de riesgo cardiovascular (FRCV) se la han relacionado no solo con la pérdida de peso si no con cambios hormonales que van más allá que la ingesta calórica. Es decir, no solo se relaciona con la restricción del volumen en la ingesta si no que éstas operaciones podrían generar cambios a nivel neuroendocrino no del todo conocidos pero que fueran beneficiosos en este aspecto. Se conoce que varias hormonas metabólicas están implicada en la pérdida de peso, sin embargo el grado de implicación en la predicción en la pérdida de peso de éstas es aún desconocido. 
El artículo que traemos aquí se trata de un estudio sencillo sobre 51 pacientes adultos a los que se les había practicado una CB en forma de cirugía laparoscópica  en banda ajustable (LAGB), cirugía laparoscópica en gastrectomía en manga (LSG), o un bypass gástrico en Y de Roux (RYGB). Un estudio  prospectivo y no aleatorizado que evaluó los cambios en las hormonas metabólicas tras la CB y su papel en la pérdida de peso.
Los candidatos incluidos tenían un índice de masa corporal (IMC) mayor de  40 kg/m2 o con más de 35 kg/m2  tras un tratamiento de pérdida convencional de peso y con complicaciones relacionadas con la obesidad (DM2, HTA, alteraciones lipídicas o SAOS). Se excluyeron las causas secundarias de obesidad, fueran síndromes genéticos o endocrinos y trastornos neuropsiquiátricos.
Todos los pacientes habían sido atendido por especialistas en el campo de la CB. Solo tres pacientes tomaban antidiabéticos orales, que fueron interrumpidos al menos dos meses antes de la primera muestra sanguínea.
De los 51 pacientes, a 21 se les practicó  LAGB, 15  LSG y a 15  RYGB.
En todos ellos se les monitorizó la ghrelina, la leptina, la insulina, la hormona del crecimiento, y se les practicó el HOMA-IR (homoeostatic model assessment for insulin resistance) y el  HOMA-β (homoeostatic model assessment for β-cell function) durante los 1,3,6 y 12 meses tras la CB y se correlacionó con la pérdida de peso.
El éxito en la pérdida de peso fue definido como una pérdida superior al 50% del exceso de peso a los 12 meses en todos los grupos. Se calculó dividiendo la pérdida de peso en Kg por el peso al inicio y multiplicando por 100.
En esta serie de pacientes la pérdida de peso fue similar en todos los grupos.
La   ghrelina solo se incrementó en el grupo de la LAGB (p= 0,016). Sin embargo, las concentraciones de  ghrelina al inicio superiores a  664,6 pg/ml en la LSG serían predictoras del éxito en la pérdida de peso, con un 81,8% de sensibilidad y un 100% de especificidad, y cuando existieran concentraciones superiores a  969,8 pg/ml en el mes tras la CB serían predictivas del éxito en la pérdida de peso con un 83,3% de sensibilidad y un 83,3% de especificidad en el grupo de la  LAGB.
Es de destacar que la HOMA-IR  disminuye significativamente en los grupos de  LSG y de RYGB, al mismo tiempo que la HOMA-β  aumenta en los grupos de LAGB y de LSG.
La leptina sérica disminuye al mismo tiempo que la hormona del crecimiento aumenta en todos los grupos de CB (p inferior a 0,001 para todos los cambios).
Los cambios en los niveles de insulina y de hormona del crecimiento no son predictores de la pérdida de peso pero son una consecuencia de la misma.
Concluyen que la LSG es el procedimiento más efectivo para mejorar la función betapancreática. Que niveles altos de ghrelina en el LSG y un incremento adecuado durante el primer mes tras la  LAGB se asocian con una mayor pérdida de peso.
Señalan que se requieren más estudios para validar el papel de la ghrelina como factor predictor en la pérdida de peso tras la CB.

Kruljac I, Mirošević G, Kirigin LS, Nikolić M, Ljubičić N, Budimir I, Bekavac Bešlin M, Vrkljan M1.Changes in metabolic hormones after bariatric surgery and their predictive impact on weight loss. Clin Endocrinol (Oxf). 2016 Dec;85(6):852-860. doi: 10.1111/cen.13160. Epub 2016 Aug 19.


No hay comentarios: