sábado, 29 de septiembre de 2012

¿Cuál es el impacto del cumplimiento terapéutico y la adherencia a la visita médica en la mortalidad del diabético?

¿Cuál es el impacto del cumplimiento terapéutico y la adherencia a la visita médica en la mortalidad del diabético?

En el último post vimos como la diabetes (DM), en general, está relacionada con mayor mortalidad. Dentro de ella, en la DM2, este aumento de la mortalidad se la relaciona, a su vez, con mayores costes sanitarios y mayor morbilidad que afecta a la calidad de vida del DM2. A los factores de riesgo cardiovascular (FRCV) se les relaciona con este mayor riesgo, y dentro de éstos, la hipertensión arterial y la dislipemia, siendo los más importantes, han mejorado su control, no así el control glucémico. Los resultados de éste están condicionados por el grado de adherencia y cumplimiento terapéutico. Una adherencia y cumplimiento que, en general, los estudios publicados  muestran es bajo, y que se relacionan, en el caso de la glucemia,  en muchas ocasiones, con unos pobres resultados.
La insulinoterapia por su parte, siendo el tratamiento más potente y eficaz, precisa unas condiciones específicas en el DM para que se traduzca en un mejor control glucémico. De ahí que la falta de cumplimiento sea especialmente trascendente. El estudio que comentamos intenta determinar si el cumplimiento terapéutico y la adherencia al mismo (con falta de adherencia a los contactos con el sanitario en el primer nivel) se pueda traducir en mortalidad en este tipo de pacientes.
Los datos se obtuvieron del  Health Improvement Network (THIN), una base de datos anónima y longitudinal de más de  350 Centros de Atención Primaria de UK. Esta base de datos incluye la información de más de 8 millones de pacientes, de los cuales en 4 millones hubo un registro activo y fueron seguidos prospectivamente –según información que introducían los sanitarios- mediante un sistema informático que valoraba el cumplimiento en la medicación y en la asistencia a las visitas sanitarias (médico y/o enfermera). Dentro de los criterios de inclusión el DM precisaba llevar al menos 36 meses de seguimiento, y 6 meses de observación de insulinoterapia, además de 30 meses de tratamiento con insulina, antes entrar en el período de observación/valoración de la mortalidad. La mortalidad, por tanto, se valoró -en forma de tasas y riesgos-  a partir de los 36 meses del inicio.
La población estudiada hasta su fallecimiento o finalización del estudio, fue de 15 984 pacientes. Al tiempo de las dos variables, se valoraron las covariables como el sexo, edad, índice de masa corporal (IMC), HbA1c, colesterol, tensión arterial, hábito tabáquico, y comorbilidad (enfermedad renal, alteración visual…).
De los 13 401 DM que finalmente se estudiaron, 6 227 (39.0%) perdieron al menos un contacto médico durante el periodo de evaluación, de los que 4 346 fallaron en dos visitas, y 1 881 en más de dos citaciones. El número de pacientes que  no cumplieron con su medicación fue de 705 (4.4%). A su vez, del número de pacientes que perdieron más de una citación 423 (2.6% de toda la cohorte) también no cumplimentaron su medicación. Siendo mayor  el no cumplimiento en aquellos que menos cumplían con sus visitas de control, odds ratio (OR) 2.45 (IC 95% 2.099–2.857). De igual forma, comparando el grupo de  asistentes con los no asistentes a la atención medica, éstos eran más fumadores, más jóvenes, y tenían una HbA1c mayor con un mayor índice de morbilidad de Charlson (P inferior a  0.001).
En cuanto a la mortalidad, las tasas brutas (no ajustadas) fueron mayores en aquellos DM que no eran cumplidores con su medicación o con sus visitas de control. Tras ajustar por las covariables el no cumplimiento incrementaba la mortalidad significativamente, HR 1.58 (IC 95% 1.17–2.14) y, de igual forma, la no atención médica mostraba un HR 1.16 (1.04–1.30) cuando se faltaba a una cita, y de HR 1.61 (1.36–1.90) cuando eran de dos o más visitas.
Existiendo interacción entre ambos comportamientos aunque el riesgo no fuera aditivo, de tal modo, que tener ambos comportamientos no incrementaba el riesgo más que cada comportamiento por separado.
Un estudio distinto, que da que pensar sobre la influencia del comportamiento de nuestros pacientes y los resultados en mortalidad que se obtienen.

Currie CJ, Peyrot M, Morgan CL, Poole CD, Jenkins-Jones S, Rubin RR, Burton CM, Evans M. The impact of treatment noncompliance on mortality in people with type 2 diabetes.
Diabetes Care. 2012 Jun;35(6):1279-84. Epub 2012 Apr 17. 

No hay comentarios: