miércoles, 12 de junio de 2013

El riesgo de tener diabetes tipo 2 depende del tipo de estatina

El riesgo de tener diabetes tipo 2 depende del tipo de estatina

Sobre el riesgo de debutar con diabetes tipo 2 (DM2) tras el tratamiento con estatinas hemos hablado en diversas ocasiones. Hablamos de cómo tras las conclusiones del  Justification for the Use of Statins in Primary Prevention: An Intervention Trial Evaluating Rosuvastatin  (JUPITER) este tema ha ido cobrando importancia, pues existió en éste un incremento de un 9% en el riesgo de debutar como DM2 en los 90.000 individuos estudiados que significó  un  número de pacientes a tratar -NND-  de  165 (92 a 781) en 1,9 años para producir un  caso de DM2  .
El  metaanálisis de Sattar N et al (13 ensayos clínicos (ECA) correspondientes a 91.140 personas), mostró como uno de cada  255 pacientes tratados con estatinas (IC 95% 150–852)  durante cuatro años se convertiría en DM2 (un paciente de cada 1000 tratados al año).  En este también se señaló como se evitarían 5,4 muertes por eventos cardiovasculares (ECV). O sea que el balance sería de 1 a 9 a favor de los ECV evitados. El metaanálisis de  Preiss D et al  señaló la importancia de las dosis de estatinas en este efecto secundario, destacando que el NNT para prevenir un ECV en prevención primaria sería de 155, cuando los NND  de DM2 sería de 498. Y con  Ridker PM vimos como el riesgo de generar DM2 estaba relacionado con los factores de riesgo de debutar como DM2, aunque justamente en estos el beneficio del tratamiento con estatinas fue mayor (39% de reducción del objetivo primario, frente a un 28% de incremento de DM2). Hasta aquí podemos concluir que los beneficios exceden a los riesgos de debutar como DM2. 
Sin embargo, desde entonces la Food and Drug Administration (FDA) obliga a indicar en el etiquetaje de estas sustancias el posible incremento de riesgo de DM2 que conlleva su consumo.
A este respecto, un reciente estudio sobre los datos aportados por 500 consultas médicas de UK correspondientes a 285.864  individuos entre 50-84 años, con un seguimiento medio de 29 meses en los que ya habían iniciado el tratamiento,  entre enero del 2000 y diciembre del 2010, encontró como en el seguimiento de 1.2 millones de personas/año hubieron 13.455 casos de DM2 y 8.932 defunciones. Según ésta, la utilización de estatinas se asoció a un incremento del riesgo de debutar como DM2,  hazard ratio (HR) 1,45 (1,39–1,50), que ajustándolo a posibles variables confusoras se mostró como un  HR 1,14 (1,10–1,19),  no explicándose estos riesgos por las diferencias de supervivencia entre los grupos, como se había apuntado previamente. De todas las estatinas, la atorvastatina (HR 1.22)  y la simvastatina (HR 1,14) se asociaron a mayor riesgo de generar DM2.
Con respecto a las evidencias sobre el comportamiento particular de cada estatina en este problema, era conocido que la pravastatina mejora la sensibilidad a la insulina (por eso la FDA no le obliga al etiquetado), al tiempo que la simvastatina y la atorvastatina reduce la secreción insulínica. De ahí que el segundo trabajo que comentamos examinara el riesgo de debutar como DM2 según las diferentes estatinas en Ontario (Canadá) en individuos mayores de 66 años sin DM2 que empezaron el tratamiento (nuevos tratamientos) con estatinas entre el 1997 y el 2010. Teniendo en cuenta a la pravastatina como referencia, el riesgo de la atorvastatina, hazard ratio ajustado (HRA) 1,22 (IC 95% 1,15-1,29), de la rosuvastatina 1,18 (IC 95% 1,18-1,26), la simvastatina 1,10 (IC 95% 1,04-1,17). No se encontró un riesgo aumentado entre la gente que utilizaba la fluvastatina  0,95 (IC 95%  0,81- 1,11) o la  lovastatina 0,99 (IC 95%  0,86-1,14). En riesgos absolutos de debutar como DM2 hubo entre 31-34 DM2 por 1000 personas y año con atorvastatina o rosuvastatina. Según este análisis, hubo menor riesgo de la simvastatina (26 por 1000 personas/año) frente a la pravastatina (23 por 1000 personas/año).
Las conclusiones se mantuvieron independientemente de que las estatinas se utilizaran en prevención primaria o secundaria. Según éstas y comparados con la pravastatina, el tratamiento con estatinas de gran potencia (rosuvastatina, atorvastatina, simvastatina) podría estar relacionado con el incremento del riesgo de debutar como DM2, y sería consistente con los resultados aportados con estudios previos.

Danaei G, García Rodríguez LA, Fernandez Cantero O, Hernán MA. Statins and Risk of Diabetes: An analysis of electronic medical records to evaluate possible bias due to differential survival.
Diabetes Care. 2013 May;36(5):1236-40. doi: 10.2337/dc12-1756. Epub 2012 Dec 17.


Carter AA, Gomes T, Camacho X, Juurlink DN, Shah BR, Mamdani MM. Risk of incident diabetes among patients treated with statins: population based study. BMJ. 2013 May 23;346:f2610. doi: 10.1136/bmj.f2610.


No hay comentarios: