jueves, 3 de octubre de 2013

La dieta mediterránea es capaz de disminuir el riesgo de accidente vásculocerebral en personas genéticamente predispuestas


La dieta mediterránea es capaz de disminuir el riesgo de accidente vásculocerebral en personas genéticamente predispuestas


Es conocido que la expresión de nuestra carga genética está íntimamente relacionada con factores externos. Nuestro comportamiento hace que ciertos riesgos genéticos se expresen o no.
El trabajo que comentamos se basa en un subgrupo del estudio PREvención con Dieta MEDiterránea (PREDIMED) que intenta mostrar si la dieta mediterránea (Mediet) modifica la expresión de un gen “Transcription factor 7-like 2 (TCF7L2)”  que está fuertemente relacionado con la diabetes tipo 2 (DM2) y con enfermedades cardiovasculares (ECV). Previamente ya sabíamos por estudios previos de este grupo que ya comentamos, que la Mediet era capaz de prevenir la DM2 y los ECV.  A su vez, este grupo ya demostró que este tipo de dieta fue capaz de reducir la placa carotídea y de mejorar la función cognitiva.
Como sabemos, fue un ensayo clínico (ECA) con diferentes ramas de Mediet más grasas vegetales o dieta hipolipidica. En este caso, el estudio se hizo en 7.018 individuos seguidos durante 4.8 años bajo un modelo multivariante estimando los resultados en hazard ratios (HR) de ECV. En este caso los individuos eran  mayores, tenían DM2 o al menos tres factores de riesgo cardiovascular, tales como hipertensión, dislipemia, obesidad o eran fumadores. Durante ese período se produjeron 262 ECV que  incluyó a 130 accidentes vásculocerebrales (AVC).
Del estudio del DNA de estos individuos se supo que aquellos con la variación genética del TCF7L2-rs7903146 homocigota (dos copias de la variación del gen)  correspondió a un 14% de la población.
En estos, el polimorfismo relacionado con el gen  TCF7L2-rs7903146 estuvo asociado a la DM2
odds ratio (OR) 1,87 (IC 95% 1,62–2,17). Se observó que la Mediet interacciona significativamente con el  TCF7L2-rs7903146, que se expresa en los niveles de la glucosa basal (GB) (P interacción = 0,004). Así, cuando la adherencia a la Mediet fue baja  (menor de 9 puntos)  los individuos homocigotos tuvieron concentraciones de GB mayores (P = 0,001) que aquellos con otras variaciones genéticas. Del mismo modo, cuando la adherencia fue alta (≥9 puntos) este incremento no se observó (P = 0,605). Estos cambios también se observaron en los niveles de colesterol, LDL-colesterol, y triglicéridos (P  inferior a 0,05 para todos ellos).
Cuando la adherencia a la Mediet fue baja, los homocigotos tuvieron mayor riesgo de AVC que aquellos con otras variantes genéticas, HR ajustado incluyendo a los DM2  2,44 (IC 95%  1,26 – 4,72). 
En el mismo sentido, en los sujetos del grupo control hubo una mayor incidencia de AVC, HR ajustada 2,91 (IC 95% 1,36–6,19,  P = 0.006), al tiempo que la intervención con Mediet redujo la incidencia de AVC en los individuos homocigotos, HR ajustada  0,96 (IC 95% 0,49–1,87; P = 0,892 ). 
Concluyen, la Mediet en individuos que genéticamente tienen mayor riesgo de padecer la DM2, no solo es capaz de actuar sobre la GB y los lípidos, sino que es capaz de disminuir el AVC. O sea que la dieta por si sola es capaz de eliminar el riesgo de padecer AVC en personas susceptibles a este tipo de ECV. Sería, por tanto, el primer estudio en que prueba la interacción entre susceptibilidad génetica y dieta en el desarrollo del AVC, algo muy importante.
Muy buenas noticias para la Mediet.

Corella D, Carrasco P, Sorlí JV, Estruch R, Rico-Sanz J, Martínez-González MA, Salas-Salvadó J, Covas MI, Coltell O, Arós F, Lapetra J, Serra-Majem L, Ruiz-Gutiérrez V, Warnberg J, Fiol M, Pintó X, Ortega-Azorín C, Muñoz MA, Martínez JA, Gómez-Gracia E, González JI, Ros E, Ordovás JM.Mediterranean Diet Reduces the Adverse Effect of the TCF7L2-rs7903146 Polymorphism on Cardiovascular Risk Factors and Stroke Incidence: A randomized controlled trial in a high-cardiovascular-risk population.
Diabetes Care. 2013 Sep 16. [Epub ahead of print]


1 comentario:

IMC dijo...

Que interesante. Sin duda que la dieta mediterránea tiene muchos beneficios, y los que faltan por saber.