domingo, 8 de abril de 2012

El riesgo de diabetes tipo 2 según la presencia de insulinoresistencia, hígado graso u obesidad

El riesgo de diabetes tipo 2 según la presencia de insulinoresistencia, hígado graso u obesidad

En el riesgo de debutar con diabetes tipo 2 (DM2) existen diversos factores o condiciones que muchas veces se dan juntos o que tienen un mayor o menor valor predictivo. Conocemos que existe una relación entre la obesidad/sobrepeso, el hígado graso y la insulinoresistencia (IR), y por tanto, con el riesgo de ser diabético; algo, por otro lado, ya mostrado en el 2006 por Holt et al; sin embargo, no conocemos cual es realmente el riesgo de debutar como DM2 según las diversas condiciones clínicas se den juntas o separadas.
Para ello, se estudió a una cohorte de 15 638 individuos reclutados en 2003, de los cuales solo se siguieron 12 853 individuos sin DM2 por la Sungkyunkwan University School of Medicine de Seul, Korea, determinando su IR (modelo de evaluación de la homeostasis con un centil ≥ 75 o ≥ 2.0), hígado graso (criterios ecográficos) y sobrepeso u obesidad (Indice de masa corporal –IMC- ≥25 kg/m2), determinando su Odds ratios (OR) de los casos incidentes de DM2 a los 5 años de seguimiento, y reexaminados 5 años más tarde (2008).
Los resultados fueron que se identificaron a 223 casos de DM2, entre los cuales 26 no tenían ninguno de los tres factores, 37 tuvieron uno, 56 dos y 104 los tres. Aplicándoles un modelo ajustado de OR se encontró que el OR fue de 3.92 (IC 95% 2.86–5.37) para la IR, o sea que cuatriplicaba el riesgo de DM 2, de 1.62 (1.17–2.24) para el sobrepeso/obesidad y de 2.42 (1.74–3.36) para el hígado graso, durante un seguimiento de 5 años. Sorprendentemente la presencia de dos factores tales como obesidad/sobrepeso e hígado graso disminuía el riesgo a OR, 3.23 (1.78 - 5.89; P inferior a 0.001), y en el caso de IR con hígado graso lo aumentaba OR, 6.73 (3.49 - 12.73; P inferior a 0.001), lo que sugiere que existen diferentes mecanismos implicados. Y por último, cuando se presentaban los tres factores incrementaba el riesgo hasta 14 veces en los 5 años del estudio, la OR llegaba a 14.13 (8.99–22.21). Con todo, hay que tener en cuenta las limitaciones de la cohorte estudiada (preponderancia de varones y de solo un grupo racial), la utilización de ecografía para identificar el hígado graso, y la falta de datos sobre la posible historia familiar de DM2 o utilización de fármacos.
Concluyen que la presencia de alguno de estos factores (IR, obesidad, hígado graso), o todos ellos en conjunto, incrementa la OR de debutar como diabético de una manera significativa, algo por otro lado ya conocido.