domingo, 4 de marzo de 2012

Nuevo varapalo de la Cochrane para el autoanálisis glucémico en diabéticos tipo 2 que no utilizan insulina

Nuevo varapalo de la Cochrane para el autoanálisis glucémico en diabéticos tipo 2 que no utilizan insulina
Un Nuevo documento de revisión de la evidencia, en este caso sobre el controvertido tema del autoanálisis glucémico (AAGLU) en del diabético tipo 2 (DM2). Un tema, que hemos tratado en varias ocasiones, y que últimamente, dadas las evidencias y nuevos documentos de consenso, tiende a clarificarse. Un tema claro en el diabético tipo 1 (DM1) y en el DM2 que utiliza insulina (ISN) en su tratamiento, pero que sin embargo, aún existen discrepancias cuando se refiere al tratamiento antidiabético oral (ADO). De ahí, que esta revisión sistemática, se proponga como objetivo evaluar los efectos de la AAGLU en los DM2 que no utilizan ISN. Para ello, se hizo una búsqueda en bases de datos bibliográficas hasta el 7 de julio del 2011, sobre ensayos clínicos controlados y aleatorizados (ECA) que compararan los efectos del AAGLU con los cuidados habituales, con la automonitorización urinaria (AAGLUO), o ambos, en DM2 que no utilizaban ISN, teniendo en cuenta a la HbA1c, la calidad de vida, la sensación de bienestar y la satisfacción como objetivos primarios de la evaluación. Y como segundos, glucosa basal (GLB), hipoglucemias (HIPO), morbilidad, efectos adversos y coste.
Para ello, se incluyeron a 12 ECA lo que supusieron 3259 pacientes, con un período de intervención entre 6 y 12 meses. El metaanálisis de los ECA con DM2 con una duración ≥ 1 año mostró con significación estadística que el AAGLU es capaz de disminuir la HbA1c a los 6 meses de seguimiento en -0.3% (IC 95%, -0.4, -0.1- 2324 DM2 en 9 ECA), si bien globalmente, el AAGLU a los 12 meses el descenso es solo de -0.1% (IC 95%, -0.3, -0.04- 493 DM2 en 2 ECA). En cuanto a las hipoglucemias, en 4 ECA, fueron más frecuentes en el grupo de AAGLU que en el control, lo que se achaca a la utilización de la AAGLU para confirmar los episodios clínicos.
Cualitativamente la AAGLU no afectó a la sensación de bienestar, calidad de vida, ni en la satisfacción de los DM2. En cuanto a los costes, solo dos ECA mostraron resultados. Uno según costes de la AAGLU en EEUU (1990) mostró que era más caro que la utilización de la AAGLUO. El otro estudio, fue una evaluación económica global, que mostró 104€ para el tratamiento estándar frente a 212€ en el grupo de tratamiento no intensivo y 203€ en el tratamiento intensivo (costes achacados básicamente a las pérdidas en el estudio). No se encontraron datos sobre la morbilidad de la AAGLU.
Se concluye que cuando la duración de la DM2 se superior al año, el efecto general de la aplicación de la AAGLU en los DM2 que no utilizan insulina es pequeño a los 6 meses e indetectable a los 12 meses, tras la iniciación. Además, la AAGLU no afecta a la satisfacción, sensación de bienestar, o a la calidad de vida. Falta estudiar el impacto psicológico sobre el DM2, las hipoglucemias y las complicaciones del DM2. Lo que nos lleva a pensar que existe aún mucho margen de maniobra en este tema, que no queda de ninguna manera zanjado.


No hay comentarios: