lunes, 7 de junio de 2010

El estudio CANOE, las dosis medias de rosiglitazona y metformina también previenen la diabetes 2

El estudio CANOE, las dosis medias de rosiglitazona y metformina también previenen la diabetes 2

Hay suficiente evidencia de que los estilos de vida previenen/retrasan la aparición de la diabetes tipo 2 (DM2) en individuos prediabéticos; también que ciertos fármacos preservan la célula betapancreática y retrasan el diagnóstico, tal es el caso de la metformina. Otros, como la nateglinida, como ha mostrado el estudio NAVIGATOR, ya comentado, no han mostrado beneficio alguno en este aspecto.
La fisiopatología de la DM2 da pie a que puedan utilizarse fármacos que actúen en distintos niveles, tanto en la resistencia periférica a la insulina como mejorando la función de la célula beta. Los antecedentes en prevención con glitazonas, se remontan al (Troglitazone in Prevention Of Diabetes) TRIPOD, que dio el pistoletazo de salida, al The Pioglitazone In Prevention Of Diabetes (PIPOD), que lo siguió y al DREAM con rosiglitazona que claramente lo consolidó. Sin embargo, en este las dosis de rosiglitzona eran altas y se asociaron a efectos secundarios (aumento de peso, aumento riesgo de insuficiencia cardíaca -ICC-, fracturas). Por otro lado la metformina, tanto en el
Diabetes Prevention Program (DPP) y otros (IDPP-1), se han utilizado dosis plenas, de modo que también pudieran presentarse efectos secundarios gastrointestinales.
El CAnadian Normoglycemia Outcomes Evaluation (CANOE) trial evaluó por tanto si dosis medias (mitad de la dosis máxima) de rosiglitazona y de metformina con un trasfondo de cambio en los estilos de vida, podía prevenir la DM2 en individuos con intolerancia a la glucosa (ITG).
Se trató de un estudio aleatorizado a doble ciego en 207 pacientes entre 30-75 años con antecedentes de algún FRCV y a los que se les había realizado una SOG con resultado de ITG. La población era proveniente del Canada (Ontario), donde el grupo de intervención (103) recibió 500 mg de metformina junto con 2 mg de rosiglitazona (en una sola cápsula), dos veces al día frente al grupo placebo (104). Todos los pacientes recibieron los mismos consejos en cambios en los estilos de vida. El objetivo primario fue el diagnóstico de diabetes por glucosa basal o SOG. Los objetivos secundarios tenían que ver con los cambios en la tensión arterial (TA), microalbuminuria, proteína C reactiva, lípidos, sensibilidad a la insulina, e insulino resistencia (HOMA-IR).
Se detectaron 55 DM2 durante el estudio, 14 en el grupo de intervención y 41 en el de placebo, resultando una reducción del riesgo relativo (RRR) del 66% (IC 95% 41–80) y una reducción del riesgo absoluto (RRA) del 26% (14–37), que convertido en numero de pacientes necesarios a tratar (NNT) fueron de 4 (2,70–7,14) en los 3,9 años que duró el estudio.
Durante el estudio no se reportaron casos de IAM ni de ICC en el grupo de intervención y solo un caso en el grupo placebo. Las fracturas óseas fueron similares en ambos grupos. No hubieron diferencias en la ganancia de peso entre ambos grupos.
Concluyen que la combinación de rosiglitazona y metformina a dosis medias es muy efectiva en la prevención de la diabetes 2 y en la normalización de la tolerancia a la glucosa en individuos con ITG y todo ello con escasos efectos secundarios, algo que diferencia a este estudio con el DREAM.
Apuntan que no pueden distinguir si esta combinación realmente previene la diabetes o si realmente está tratando a la diabetes precozmente. Con todo, la combinación es el doble de potente que la metformina a dosis máximas prescrita sola, y ligeramente inferior (55%) de la rosiglitazona a dosis máximas (60%) y sin efectos secundarios (8 mg, DREAM). Como indica la editorial firmada por Thomas A Buchanan, investigador principal del clásico estudio TRIPOD con troglitazona, se precisan más estudios para poder afirmar lo que este estudio parece sugerir. Con todo es una buena noticia para la maltrecha rosiglitazona

El estudio fué patrocinado por un laboratorio, aunque no participó en su diseño, captación de datos, análisis, interpretación o redacción del documento.

Bernard Zinman, Stewart B Harris, Jan Neuman, Hertzel C Gerstein, Ravi R Retnakaran, Janet Raboud, Ying Qi, Anthony J G Hanley. Low-dose combination therapy with rosiglitazone and metformin to prevent type 2 diabetes mellitus (CANOE trial): a double-blind randomised controlled study. www.thelancet.com Published online June 3, 2010 DOI:10.1016/S0140-6736(10)60746-5

Thomas A Buchanan, Anny H Xiang. Preventing type 2 diabetes with low-dose combinations
www.thelancet.com Published online June 3, 2010 DOI:10.1016/S0140-6736(10)60746-5

5 comentarios:

Marti Birules dijo...

aunque el estudio demuestra que la combinación de rosi y metformina a dosis bajas es eficaz para prevenir la diabetes, se nos plantean varios interrogantes. ¿Previenen la diabetes o la retrasan?. Si para prevenir hemos de utilizar dos farmacos antidiabéticos autorizados solamente para la diabetes, que ganamos además de tiempo (retraso en la aparición de la diabetes). El estudio de coste efectividad lo podemos hacer con el NNT y asi a bote pronto no parece muy costo-efectivo.
Con el antecedente del TRIPOD, eran de esperar estos resultados, pero de momento la unica indicación aprobada son los cambios en los estilos de vida.
Martí Birulés

Mateu Seguí Díaz dijo...

Estoy de acuerdo contigo, Martí.
No obstante el ADA ya admitió a la metformina en prediabéticos obesos y la IDF en 2007 ya se planteaba la posibilidad de la acarbosa, orlistad, pero en el caso de las glitazonas sacando a colación sus efectos secundarios. Algo que en el CANOE al parecer se subsana. ¿Que pasará a partir de ahora?. No lo se
" Acarbose is also worthy of consideration for those who can tolerate it. PPAR gamma agonists such as rosiglitazone have shown promising results, but concerns must remain about sideeffects including weight gain and congestive heart failure as well as durability, and so we do not recommend them for routine use at present. A further option for the obese might be orlistat." IDF 2007

Mateu Seguí

Anónimo dijo...

Javier Díez:
¿prevenir diabetes o tratar precozmente diabetes desde cifras más bajas? no esta claro que es lo hacemos con las intervencíones farmacológicas. Llevamos ya años con estudios similares, pero la pregunta, como en toda actividad preventiva, no solo debe ser si disminuimos incidencia, que parece que si, sino si somos capaces de cambiar el curso de la enfermedad y de sus complicaciones con la intervención. Hasta que no dispongamos de ese tipo de eviencias creo que no se puede recomendar la prevención farmacológica. Por cierto blogeros, ¿sabeis si se está llevando adelante algún estudio en este sentido?

Sara dijo...

Sin olvidar la evolucion tras la interrupcion de dicha intervencion. En los estudios de MEV (DPS) el benefcio se mantuvo en los años siguientes , pero en el Stopp -NIDDM con acarbosa el beneficio desaparece en cuanto se interrumpe la intervencion. Habria que conocer que pasa tras la interrupcion de METF+ROSI a mitad de dosis

Manuel Ferreiro dijo...

Recuerdo que al comienzo de la comercializacion de Rosi se propugnaba el tto de hipertensos con SM para el retraso y/o prevencion de DM2: Despues vinieron mal dadas