domingo, 1 de junio de 2014

Más del estudio ORIGIN entre la insulina glargina y el cáncer

Más del  estudio ORIGIN entre la insulina glargina y el cáncer

Hace dos años que comentamos el  Outcome Reduction with an Initial Glargine Intervention (ORIGIN) trial. Un ensayo clínico aleatorizado (ECA) sobre 12 537 individuos con trastornos del metabolismo glucídico o diabetes tipo 2 (DM2) incidente (63,5 años de media de edad, y 35% mujeres) de 40 países, introducidos entre septiembre del 2003 y diciembre del 2005 y con un seguimiento medio de 6.2 años (5.8-6.7).
Un ECA 2x2, dos brazos, uno con insulina (ISN) glargina (IG) y en el otro ácidos grasos omega 3, uno frente a tratamiento convencional y el otro frente a placebo. El grupo de IG la dosis media de INS fue de 0,31 UI/kg peso el primer año, y de 0,40 UI/Kg al 6 año.
Concluyeron que manteniendo el objetivo glucémico (95 mg/dl de glucemia) durante más de 6 años, la IG tenía un efecto neutral sobre los objetivos cardiovasculares y en el cáncer. A su vez mostró que la IG, aunque reduciría modestamente los nuevos casos de DM2, incrementaría el riesgo de hipoglucemia (algo lógico) y modestamente el peso corporal.
En este estudio se encontró que no existieron diferencias significativas en las tasas de cáncer, siendo su (hazard ratio) HR, 1,00 (IC 95% 0,88- 1,13; p = 0,97). 
Con todo, sabemos que la DM2 está asociada a mayor riesgo de cáncer, las explicaciones que se barajan van desde el trastorno metabólico con la hiperglucemia, la insulinorresistencia, la obesidad, la hiperinsulinemia endógena, factores genéticos... A su vez, también se ha apuntado a algunos antidiabéticos orales (ADO) y a la ISN. La IG, por su parte, estuvo en el ojo del huracán hace algunos años por diversos estudios epidemiológicos que apuntaban en este sentido, pero que  el estudio ORIGIN y otros estudios de vigilancia epidemiológica se encargaron de clarificar.
En cuanto a los ácidos grasos omega-3 se les ha relacionado en alguna ocasión con reducir el riesgo de cáncer colo-rectal, próstata, mama…aunque el tema no ha quedado claro.
Este trabajo es un análisis detallado de la asociación de ambas intervenciones con el riesgo de cáncer.
En éste, los casos de cáncer fueron clasificados según su situación anatómica, estado (primario, recurrencia…) y consecuencias clínicas (muerte, hospitalización). Los efectos de la intervención se evaluaron según subgrupos: edad, sexo, terapia concomitante (metformina, sulfonilureas, acetilsalicílico…), índice de masa corporal (IMC), hábito tabáquico…Se evaluó la utilización de metformina, de sulfonilureas, la HbA1c, el peso, como co-variantes en el modelo de regresión de Cox, en la que se incluyeron también el tabaquismo como co-variante.
Según éste, de las 12.537 personas introducidas en el estudio, 953 presentaron cáncer en el seguimiento (6,2 años).  La mayoría (n = 906) fueron nuevos y unos pocos (n = 47) recurrencias.
Los que tuvieron cáncer eran pacientes más viejos, que fumaban más, ingerían más alcohol, tenían algúne evento cardiovascular previo, y una DM2 recién diagnosticada. A su vez tenían niveles de HbA1c más bajos, y estaban siendo tratados con estatinas, aspirinas o ADO con más frecuencia.
En el brazo de la IG las tasas de incidencia fueron de 1,32 en el grupo de IG y de 1,32 por 100 personas/año en el grupo de tratamiento convencional, aunque sin significación estadística  (p = 0,97) y de 1,28 y 1,36 por 100 personas/año en el grupo de ac grasos omega-3 y placebo  (P  0,39). 
No se encontraron diferencias según subgrupos (p para cualquier interacción de 0,17) ni diferencias en la mortalidad por cáncer ni otras variables específicas relacionadas con esta condición. De tal modo que tras la aleatorización los niveles de HbA1c, otras terapias ADO (incluyendo metformina) y el IMC no afectaron a los resultados.
Concluyen que tanto la IG como los ácidos grasos omega-3 no se asociarían con el cáncer, tanto en la incidencia como en la mortalidad u otras variables relacionadas.
Hay que decir que la fuerza de este estudio frente a estudios epidemiológicos es que se trata de un ECA, pero que, en su defecto, para dejar zanjado el tema harían falta más paciente y mayor tiempo de seguimiento.

The ORIGIN Trial Investigators.  Basal Insulin and Cardiovascular and Other Outcomes in Dysglycemia.  N Engl J Med. 2012 Jun 11. [Epub ahead of print]

Bordeleau L1, Yakubovich N, Dagenais GR, Rosenstock J, Probstfield J, Chang Yu P, Ryden LE, Pirags V, Spinas GA, Birkeland KI, Ratner RE, Marin-Neto JA, Keltai M, Riddle MC, Bosch J, Yusuf S, Gerstein HC; ORIGIN Trial Investigators. The association of basal insulin glargine and/or n-3 fatty acids with incident cancers in patients with dysglycemia. Diabetes Care. 2014 May;37(5):1360-6. doi: 10.2337/dc13-1468. Epub 2014 Feb 26.