viernes, 24 de septiembre de 2010

El comité de la OMS ratifica provisionalmente a la HbA1c como prueba diagnóstica en el 46º encuentro de la EASD

El comité de la OMS ratifica provisionalmente a la HbA1c como prueba diagnóstica en el 46º encuentro de la EASD

Ayer por la tarde en el 46º encuentro anual de la Asociación Europea para el estudio del la Diabetes (EASD) celebrado en Estocolmo (20-24 septiembre) el grupo de trabajo de la WHO (la Organización Mundial de la Salud) ha ratificado provisionalmente los criterios diagnósticos aprobados el año pasado por el ADA. Unos acuerdos que como es conocido no fueron más que el reflejo de los acuerdos que publicados en enero de este año en los stándars del ADA, recogieron el consenso surgido en la 69º reunión del ADA en Nueva Orleáns por los popes de la diabetología, Nathan DM , De Fronzo R, Holman RR, Zinman B, o Kahn R, entre otros. Unos criterios que de alguna manera levantaron ampollas y crearon una cierta resistencia en los profesionales (AACE/ACE y la SEEN) en forma de alertas sobre el riesgo del infradiagnóstico (que lo cuantificaban en un 20%) al compararlo con la prueba clásica de la glucosa basal (GB) o el test de tolerancia (SOG), aún resaltando las ventajas e inconvenientes de la nueva prueba diagnóstica.
El consejo de la OMS mantiene a la glucosa basal como la prueba fundamental en el diagnóstico, pero permite la utilización de la HbA1c, con todas las salvedades hechas en los puntos de corte según lugares y razas, manteniendo el el punto de corte del 6.5% de HbA1c, y destacando que por debajo de este umbral pudiera existir pacientes diabéticos.
Este punto ha demostrado que tiene suficientemente sensibilidad y especificidad para detectar a los individuos con riesgo de desarrollar retinopatía, si bien no se pronunciaron (se precisan mas investigaciones) sobre su utilidad en los estados intermedios, o prediabéticos (> 5.7 mmol/l).
El Dr Albertí presento en un ambiente de gran expectación lo que para muchos no fue más que una confirmación de lo que el ADA este mismo año había sentenciado, aumentando si cabe aún más los interrogantes, de modo que hemos de esperar aún una decisión definitiva la respecto.

5 comentarios:

Josep Franch dijo...

Yo es que sigo siendo un enamorado de la HbA1c, porque es el parámetro que mejor se correlaciona con las complicaciones (macro y micro) y porque es un indicador de la glucemia. En la charla del Consenso en Estocolmo se dijo que es diabético si hay hiperglucemia + mayor riesgo de micro y macroangiopatía.
Otra reflexión interesante y que puede sorprender es que la determinación de la HbA1c es más barata (entre 21 y 37€) que la de la glucemia (51€)y mucho más que la SOG (146€) si tenemos en cuenta las horas laborales perdidas; puesto que para la determinación de la glucemia basal el paciente debe volver otro día en horario matinal laboral, mientras que la HbA1c no precisa ayuno y puede hacerse en la misma visita. Particularmente, nunca lo habia visto de esta manera, pero creo que probablemente tienen razón
Las dudas siguen estando en el punto de corte de la HbA1c (en Estocolmo se reafirmó el valor de 6.5%)

Anónimo dijo...

Javier Díez dijo:
Despues de lo visto y oido en Estocolmo por parte de los "popes" del comité OMS, pero sobre todo escuchando muchas voces y muy autorizadas de los que estaban entre el auditorio me quedan claras algunas cosas, y menos otras. Pero dudo que ninguno de nosotros tenga la más mínima duda sobre cuando diagnosticar a un diabético.
1. Las poblaciones diagnosticadas con HbA1c >6,5%, las diagnosticadas con TTOG>200 mg/dl y las diagnosticadas con glucemia >125mg/dl no se superponen. PERO TODOS SON DIABÉTICOS.
¿Acaso son formas diferentes de presentación, o diferentes momentos, del mismo diagnóstico?
2.La sensibilidad de la HbA1c con el punto de corte de 6,5 es baja (es decir tiene demasiados falsos negativos) pero la especificidad es alta (es decir tiene pocos falsos positivos). Por tanto no me cabe duda que con ese punto de corte el que lo supere es diabético, sirve para el diagnóstico, pero el que no llegue no lo descarta.
3.Por tanto como prueba de cribado en una analítica estandar no es ese el punto de corte y quizás deba rebajarse al rango de 6,1-6,3%según estudios en poblaciones diferentes.
4-OMS y ADA recomiendan la repetición de la pruebas que salgan alteradas. Pero hay un matiz, OMS diagnostica diabetes con la MISMA prueba alterada dos veces. ADA dió un paso más al reconocer que pueden ser dos pruebas distintas las alteradas, si tienes por ej una glucemia basal de >125 con una glucosilada de >6,5 o una curva de más de 200 mg/dl, tambien podrías realizar el diagnóstico.
En definitiva OMS es más ortodoxa, pero a mi, la posicion más heterodoxa de ADA, en el mundo real me parece más práctica.
5.Ah y la glucosilada aporta la ventaja de que no hay que estar en ayunas y es estable hasta una semana tras la extracción, mientras que la glucemia va disminuyendo apreciablemente por cada hora desde la extracción hasta el procesado de la muestra ( no nos lo habíamos planteado nunca ¿verdad?), pero claro, esta ventaja de la HbA1c se pierde si no tienes la posibilidad de mirarla en la consulta o no tienes una amplio horario de recogida de muestras.

Bueno, que me alargo, en definitiva: Bienvenida la HbA1c al diagnóstico pero no adiós a la glucemia en ayunas.

Sara dijo...

Aporto una pequeña traduccion a la presentacion que hizo Alberti del posicionamiento de la OMS respecto a la HBA1 como prueba diagnóstica ( siempre mucho mas conservador que la ADA:
1)Por razones prácticas los test de Glucosa continuan siendo los preferidos para el diagnóstico. No se modifican los puntos de corte respecto a acuerdos previos.
2)HbA1c puede ser utilizada como test diagnóstico, siempre que se garanticen las condiciones de calidda y sean valores estandarizados según las referencias internacionales.
3) El punto de corte 6,5% es el recomendado para el diagnóstico de diabetes. Un valor inferior a 6,5% no permite excluir la diabetes, pudiendo establecer el diagnósico con otros test de glucosa.
4) Son necesrias mas investigaciones para determinar puntos de corte inferiores a 6.5% que permitan identificar a la población con estados intermedios de hipeglucemia (GBA,ITG)

manel mata dijo...

Ok a los comentarios de mis colegas, especialmente con el somentario sobre costes de josep. solo queria resaltar que la OMS no se han mojado en el corte de normalidad de glucemia (100 o 110?) ni de HbA1c alterada propuesto por la ADA(entre 5,7 y 6,4), ni su utilidad para el cribado. Será que no les han pagado unas buenas dietas ? pues no se lo han "currao" demasiado. La presentacion de Alberti fue entretenida pero no aportó nada a lo que ya sabíamos. Me gustó más la opinión a favor de la HbA1c que expresó extraordinariamente Borch-johnsen . En fin que sigue el debate y el lío. Hasta pronto

Carlos dijo...

Despues de seguir durante un par de años todo este tema de la HbA1c como diagnóstico...la conclusión en el momento actual es que va a ser o mejor dicho ya lo es , un criterio más para el diagnóstico de la diabetes pero no va a representar una prueba de primera y definitiva elección, ni un gold estandar (aunque personalmente la veo más apropiada que la SOG), por lo que tendremos que utilizar los criterios tradicionales de diagnóstico ( como ya sabeis hay que confirmar )